Continuidad de negocio vs. Recuperación de desastres

Ya hemos hablado en alguna otra ocasión de la confusión alrededor de los conceptos de continuidad de negocio, tanto en lo relativo a continuidad de TI como a los planes de recuperación de desastres. Como el tema es recurrente con diversos interlocutores vamos a tratar de poner un poco más de luz en el asunto.

Continuidad de negocio (Business Continuity) es un concepto fundamentalmente PROACTIVO: ¿Cómo evito o mitigo el impacto de un riesgo?

Algunos de los objetivos de la Gestión de la Continuidad del Negocio (Business Continuity Management) son:

  • Evaluar los riesgos potenciales y preparar contingencias para acontecimientos imprevistos, tales como escenarios de desastre.
  • Minimizar las interrupciones en las operaciones normales.
  • Establecer mecanismos alternativos de operación de antemano.
  • Mantener un mínimo nivel de servicio, mientras se restauran las operaciones.
  • Proteger las funciones de negocio que ofrecen productos o servicios.
  • Minimizar el impacto económico de las interrupciones.
  • Capacitar al personal con los procedimientos de emergencia.

Recuperación de desastres (Disaster Recovery) es un concepto fundamentalmente REACTIVO: ¿Cómo me recupero de un desastre y restauro la organización a un estado normal de operación una vez que un riesgo se ha materializado?

El Plan de Recuperación de Desastres (Disaster Recovery Plan) debe establecer los procedimientos para recuperar los procesos y sistemas después de una interrupción. El plan debe incluir:

  • Definición de los sistemas, recursos y procesos necesarios para restaurar el servicio a los niveles previos al desastre.
  • Definición de las fases de notificación y activación para detectar y evaluar los daños.
  • Definición de las actividades, recursos y procedimientos necesarios durante la interrupción de las operaciones.
  • Asignación de responsabilidades al personal autorizado para garantizar la coordinación.

Así pues, queda claro que el plan de recuperación de desastres es sólo una parte dentro de la gestión de la continuidad de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *