Grandes equipos de proyecto… no siempre la mejor opción

Afrontar un gran proyecto es una tarea difícil y en la mayoría de los casos su éxito depende del equipo responsable de llevarlo a cabo. Por ello es de vital importancia garantizar que el equipo con el que contamos es el mejor para cubrir las expectativas del proyecto.

La experiencia demuestra, y eso se desprende del artículo «Bigger, isn’t always better» publicado en marzo de 2008 en la revista PM Network (PMI, Project Management Institute), que los grandes proyectos no siempre requieren de grandes equipos.

Los pequeños equipos, entre unas 8 y 12 personas, son por naturaleza más colaborativos y más fáciles de gestionar. Son equipos que tienden a implicarse más en los proyectos, no requieren de procedimientos de gestión tan estrictos y se focalizan con más facilidad en las tareas más importantes del proyecto. Además son mucho más flexibles y capaces de adaptarse ágilmente a los cambios. Aún así es de vital importancia garantizar que el equipo cuenta con los perfiles y conocimientos adecuados para afrontar el proyecto.

Otra de las ventajas de los equipos pequeños se debe a la necesidad, cada vez más creciente, de contar con equipos distribuidos geográficamente. Con herramientas de mensajería instantánea, wikis, conferencias de audio y video, etc, se pone aún más de manifiesto la mayor eficiencia de los equipos con menos integrantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *