ISO/IEC 38500 y el buen Gobierno de las TI

El Gobierno de las TI (IT Governance) ya tiene una norma ISO asociada, la ISO/IEC 38500:2008 «Corporate governance of information technology» publicada el pasado junio y que viene a complementar el conjunto de estándares ISO que afectan a los sistemas y tecnologías de la información, e.g. ISO/IEC 27001, ISO/IEC 20000, etc.

Esta nueva norma fija los estándares para una buena gestión de los procesos y decisiones empresariales relacionados con los servicios de información y comunicación que, suelen estar gestionados tanto por especialistas en SI/TI internos o ubicados en otras unidades de negocio de la organización, como por proveedores de servicios externos.

En esencia, todo lo que esta norma propone puede resumirse en tres propósitos fundamentales:

  • Asegurar que, si la norma es seguida de manera adecuada, las partes implicadas (directivos, consultores, ingenieros, proveedores de hardware, auditores, etc.), puedan confiar en el gobierno corporativo de TI.
  • Informar y orientar a los directores que controlan el uso de los SI/TI en su organización.
  • Proporcionar una base para la evaluación objetiva por parte de la alta dirección de la gestión de las TI.
Marco de gobierno de TI

Marco de gobierno de TI

Así mismo, la norma alienta a adoptar un conjunto de medidas de mínimos para que la organización pueda obtener sus objetivos de TI. Dichos mínimos se traducen en 6 principios básicos:

  1. El establecimiento de responsabilidades
  2. Una buena planificación del apoyo a la mejora de la organización
  3. La adquisición de bienes de TI adecuados
  4. Calidad en el funcionamiento de los sistemas de TI
  5. La garantía de conformidad legal o normativa
  6. La implicación del factor humano así como el respeto al mismo

Cabe destacar dos de ellos.

Por una parte, la conformidad con el entorno legal es una necesidad creciente en el contexto de los SI/TI de organizaciones de cualquier tamaño, ya que existe una gran cantidad de legislación que regula el uso de la información, sus comunicaciones, etc. y que no puede obviarse.

Por otra parte, visto aquí parece obvio, pero el factor humano suele tratarse de manera muy tangencial en muchas estrategias empresariales y, sobre todo, de SI/TI. Por fortuna, esta norma, al igual que la ISO 27001 por ejemplo, lo incorpora como un pilar fundamental más.

Aunque esta norma nace inspirada en normas similares que el gobierno australiano viene impulsando desde hace tiempo, la ISO/IEC 38500:2008 es todavía muy nueva en su forma actual, así que habrá que esperar cierto tiempo para ver qué calado consigue. Estaremos expectantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *